De blogs y páginas sobre China

Aquellos que me conocen, y que me siguen, saben que soy una persona muy crítica -a veces, reconozco, en exceso- con muchas de las cosas que se escriben sobre China.


Estoy a favor de la libertad de expresión. China -como cualquier otro país- obviamente tiene defectos y puede ser criticada. Lo que me da rabia, sin embargo, son las críticas sin fundamento, las simples («los chinos comen perro»), las que rozan con el racismo, las que dicen cosas obvias (que China tiene un sistema político «muy diferente» al de los países europeos….), las que quieren comparar peras con manzanas, las que dicen sólo una parte de la verdad poniendo énfasis únicamente en lo negativo.

Photo by Glenn Carstens-Peters on Unsplash

También soy muy crítico con las páginas o artículos de supuestos expertos u organizaciones relacionadas con China, que no son capaces de escribir bien ni siquiera el nombre del Presidente de la República Popular China.


Por suerte no todo es así; y cuando veo artículos buenos y de interés, lo digo claramente y los difundo. Por ejemplo últimamente es el caso de las «Crónicas del Imperio del Centro» del periodista colombiano Juan Restrepo.


Aunque me lo han preguntado más de una vez, nunca recomiendo ni libros ni páginas web/blogs relacionadas con China. Quizás soy muy exigente.


Pero hoy voy a hacer una excepción con dos páginas que sí me gustaría compartir como referencia. Y da la casualidad que una es de las más viejas y la otra de las más nuevas.


La primera, por orden cronológico, es «chinochano, El mundo chino más campechano» chinochano.org. No sé cómo llamarla; si una de las más viejas, añejas, antiguas, tradicionales, clásicas….páginas sobre el país asiático, sin que el autor se me enoje y piense que le estoy llamando viejo.


Aunque el responsable de esta página, Antonio Broto, ya no está en China -para desgracia de sus lectores, aunque quizás para su bien, eso es un tema suyo- tiene una dilatada experiencia en el país asiático y por suerte para nosotros sigue escribiendo sobre la República Popular.  Sus crónicas se salen «de lo normal». Son amenas, les suele dar un toque «cómico» en muchas oportunidades y, lo que es más importante para mí, en general -en un mundo donde creo que la objetividad absoluta no existe- trata de mostrar las dos caras de la moneda en temas de China, lo cual no es ni sencillo ni muy usual.

Belén Cuadra


La segunda es muy reciente -apenas tiene dos entradas-y se llama Trazos Sueltos, en www.belencuadra.comSu responsable es Belén Cuadra, y trata de temas relacionados con la «traducción e interpretación chino-español», aunque creo que abarcará temas relacionados con las relaciones culturales entre el mundo chino y el español.


Para quien no conoce a Belén Cuadra, puede encontrar fácilmente en cualquier buscador muchas de las obras que ha traducido del chino al español, desde autores más clásicos como Lao She, hasta los más modernos como Yan Lianke. Aparte de eso tiene, a pesar de su juventud, una dilatada experiencia de trabajo en la Embajada de España en China.


Gente como Belén Cuadra, que, aunque no en número muy excesivo sí hay en España, lamentablemente quedan muchas veces relegadas, y tienen que hacer muchos esfuerzos en un mundo donde valen más las relaciones o los diplomas, que los méritos, el conocimiento y la experiencia demostrada.


Para mí es motivo de alegría que Belén Cuadra se incorpore a este mundo de las redes sociales, que con todos sus defectos, puede ser muy útil. Ojalá que gente en sus mismas condiciones hiciera lo mismo.


Como no me considero un experto en China, a pesar de mis 44 años de relación con el país, estoy seguro que aprenderé mucho en Trazos Sueltos, ya que este milenario país es tan complejo que es imposible, por lo menos en mi opinión, conocer todo lo relacionado con él.


Hasta ahora aún recuerdo un anécdota relacionada con Alicia Relinque (no voy a explicar quién es; el interesado que lo busque en Internet). Ella fue la única persona nombrada por el Presidente chino, Xi Jinping, en su declaración escrita cuando visitó España el año pasado.


Seguí con mucha atención esa visita. Puedo estar equivocado y si es así pido disculpas. Sin embargo, no recuerdo que ningún medio de prensa nacional la haya entrevistado, ¡a la única española citada por uno de los presidentes más poderosos del planeta!


En fin, mientras esta situación no cambie, y me temo que no cambiará ya que vamos «avanzando de derrota en derrota», tendré que conformarme con las notas de Antonio Broto, que esperemos siga escribiendo sobre China, las crónicas de Belén Cuadra, que seguro nos iluminará mucho sobre los temas culturales hispano-chinos, algún buen artículo -que los hay- perdido por ahí; al tiempo que una gran parte de las páginas y artículos de los «expertos» nos seguirán intentando mostrar o «descubrir» una China que en muchos casos ya no existe.


@PabloRovetta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.